Tuesday, November 07, 2006

Introducción

Microorganismo del reino de los protistas, ampliamente distribuido en el ambiente, coloniza al hombre y animales. El hombre es portador asintomático entre un 20 y un 40% de los adultos sanos y forma parte de la flora normal de muchos sitios del organismo como piel y nasofaringe y tracto gastrointestinal, causando diversas manifestaciones clínicas.

Al gram se evidencia como una cocácea gram positiva de 1um dispuesta en racimos, aunque también se le puede evidenciar en cadenas cortas o diplococos. Es inmóvil y no forma esporas. Es anaerobio facultativo y crece bien en agar sangre a 37ºC. Es habitual encontrar una colonia mediana, a veces B-hemolítica, de bordes definidos, blanca o en ocasiones dorada, conociéndose también como el Staphylococcus dorado.

Se identifica con las pruebas de la coagulasa, manitol y termonucleasa, para las cuales es positivo. Algunas pruebas se basan en su susceptibilidad a algunos virus bacteriófagos específicos, mediante los cuales se puede clasificar. Es reconocido por su gran capacidad para producir productos extracelulares.Es uno de los microorganismos más resistentes conocidos, incluso pese a que no forma esporas. Puede mantenerse viable por 6 – 14 semanas en pus y se necesitan 15 minutos de exposición al alcohol de 70º para su eliminación. La tintura de yodo es mucho más activa y requiere solo 1 minuto.

Patogenia

La adquisición puede ser exógena o endógena. La transmisión exógena puede llevarse a cabo a través de la contaminación de tejido traumatizado (heridas o quemaduras); a través de la introducción al tejido de material médico contaminado y la ingestión de alimentos o leche contaminados.

Es un agente de gran relevancia intrahospitalaria, donde ha adquirido resistencia a la Oxacilina
. La contaminación intrahospitalaria se lleva a cabo a través de las manos del personal a cargo.

La infección endógena se trata de la entrada de microorganismos desde la piel, a través de fracturas, heridas o cuerpos extraños desde un lugar en donde el microorganismo es comensal. La infección se ve favorecida en cualquier caso, si el paciente es inmunodeprimido, tiene diabetes, malnutrición o cursa una terapia antibiótica de amplio espectro.

Factores de Virulencia

Los factores de virulencia que presenta S. aureus, pueden ser productos extracelulares o propios de la célula bacteriana.

1.- Coagulasa. Es una enzima que le da la cualidad de coagular el plasma humano. Existe una coagulasa libre, que es una proteína secretada con múltiples formas antigénicas, la cual se puede evidenciar en un tubo de ensayo con plasma humano o de conejo, resultando un coágulo de fibrina. Aparte, existe una coagulasa unida a la pared bacteriana que actúa como factor de la agregación plaquetaria.

2.- Hemolisinas. Proteínas, de las cuales alfa y delta son significativas para el hombre. Alfa es termolábil, pero produce lisis de eritrocitos y toxicidad para otras líneas celulares; bloquea la repolarización de la membrana plasmática, por lo cual genera contracción de la musculatura lisa y vasoconstricción. Lo anterior resulta en la reducción del flujo sanguíneo y en una acidosis láctica. Por lo mismo, existe hipertensión.

3.- Leucocidina. Proteína que ayuda al microorganismo a sobrevivir dentro de los fagosomas leucocitarios.

4.- Hialuronidasa. Enzima que degrada el tejido conectivo, permitiendo el avance del microorganismo hacia zonas más profundas.

5.- Estafiloquinasa. Enzima que disuelve los coágulos de fibrina.

6.- Lipasas. Degradan los ácidos grasos presentes en los tejidos cutáneos sanos.

7.- Enterotoxinas. Proteínas relativamente estables al calor y resistentes a enzimas proteolíticas. Suprimen la actividad de IgM aumentan la susceptibilidad del paciente a generar shock. Enterotoxinas A y D son las más comunes.

8.- Toxina exfoliativa. Genera la separación del tejido intraepidérmico, produciendo el síndrome de la piel escaldada.

9.- Proteína A. En la superficie de la pared bacteriana. Se une a la región Fc de la IgG, inactivándola.

10.- Penicilinasa o b-lactamasa. Hidroliza el anillo b-lactámico presente en la estructura molecular de las penicilinas.

11.- Catalasa. Transforma el peróxido de hidrógeno en agua.

12.- Exotoxinas pirogénicas.

13.- Toxina del Shock tóxico (TSST-1). Causante del síndrome del shock tóxico.

Manifestaciones Clínicas

1.- Infección de la piel y tejidos subcutáneos. Como los abscesos, forúnculos, impétigo, celulitis, etc. En la fotografia se observa un impétigo.

2.- Infecciones primarias del tracto respiratorio. La neumonía puede ser una extensión desde la infección del tracto respiratorio superior, secundario a una infección viral o por disminución de la inmunidad.

3.- Infecciones sistémicas.
Septicemia (meninges, pulmón, cerebro, riñón, etc) y osteomielitis o artritis séptica.

4.- Enfermedades causadas por toxinas.
- Enterocolitis por enterotoxina B
- Intoxicación por alimentos que contengan la toxina preformada, provocada por manipuladores de alimentos portadores de la cocácea en su cavidad nasal. Las manifestaciones aparecen prontamente y duran pocas horas se observan vómitos, nauseas, diarrea, dolor abdominal y calambres.
- Síndrome del shock tóxico luego del uso de tampones. Causa fiebre, prurito, descamación, vómito y diarrea.
-
Síndrome de la piel escaldada en bebes.

5.- Infecciones intrahospitalarias. Son infecciones oportunistas, las manifestaciones incluyen neumonía, osteomielitis, artritis séptica, bacteremia, endocarditis, abscesos y otras infecciones de la piel.

Diagóstico de Laboratorio


El Staphylococcus aureus, se puede aislar de distintas muestras clínicas como secreción de heridas, abcesos, sangre en el caso de infecciones sistémicas, deposiciones en enterocolitis, alimento o leche en caso de intoxicación alimentaria.
En el laboratorio crece esta bacteria tanto en agar sangre como en agar chocolate después de 24 horas a 37°C, y se observan colonias medianas, blancas, cremosas, brillantes, pasada las 24 horas (48-72 horas), se pueden ver esas colonias blancas ahora de color amarillo.
A las colonias mas aisladas en la placa se le realiza una tinción de gram, donde se observa al microscopio cocáceas gram positivo en racimo.

Se le realiza también una catalasa, que dara positivo, por la presencia de esta enzima en Staphylococcus spp, que desdobla el peróxido de hidrógeno en agua y oxígeno (desprendimiento de burbujas) y esta prueba ayuda nos a diferenciar de los Streptococcus spp.
Para la detección de Staphylococcus aureus se requiere realizar la prueba de la coagulasa que nos permite diferenciar al S.aureus de otras especies del género Staphylococcus. La coagulasa es una enzima que estimula la conversión del fibrinógeno en fibrina, por lo que comprueba la facultad de un microorganismo de coagular el plasma por acción de esta enzima. Si es coagulasa positivo, se produce una turbidez alrededor de la colonia, debida a la coagulación del plasma.

Para una mayor certeza en la identifiación de un Staphylococcus aureus se utiliza la detección de antígenos mediante el test de látex.

Características del Staphylococcus aureus en el laboratorio.

- Cocáceas gram positivo en racimo.
- Aproximadamente 1um de diámetro.
- Inmóviles.
- No forman esporas.
- La mayoria son anaerobios facultativos
- Crece bien en agar sangre a 37°C.
- Muchas veces, pero no siempre presenta un pigmento de color amarillo.
- Pueden producir hemólisis beta en placas de agar sangre.
- Catalasa positivo.
- Coagulasa positivo.
- Manitol positivo.
- Termonucleasa positivo.
- Colonias medianas, blancas, cremosas y brillantes.

Tratamiento

Para el tratamiento de la infección por S.aureus, se utiliza Cloxacilina, Flucloxacilina, en cepas que son susceptibles, pero en aquellas cepas de S.aureus que son meticilino resistentes (SAMR), que son aislados en pacientes que se encuentran hospitalizados y que están con su sistema inmune débil, se les trata con Vancomicina.

Prevención

La prevención total no es posible, sin embargo una infección por Staphylococcus aureus en hospitales o recintos médicos, contempla del uso de la técnica aséptica para todos los procedimientos invasivos o quirúrgicos, la adecuada esterilización del instrumental y material clínico, el lavado de manos del personal de salud entre pacientes.
El manipulador de alimentos que sea portador nasal de S.aureus, es crucial que use mascarilla , para así prevenir una posible intoxicación.

Bibliografía

- Katia Abarca V., Patricia García. y Pablo Vial C, editores, 2001. Microbiología Clínica. Santiago de Chile, Ediciones Universidad Católica de Chile.

- http://pathmicro.med.sc.edu/Spanish/chapter13.htm